Simulador de clausula suelo

La cláusula suelo es un interés mínimo que no permite que pagues menos por tu hipoteca cuando el euríbor baja.

Dicho de otra forma, es un interés mínimo que pagarás durante toda la vida del préstamo hipotecario. 

Normalmente el suelo se sitúa entre el 3 y el 5 % y funciona de la siguiente manera:

  •  Si el euríbor + el diferencial es inferior al suelo, pagas el interés suelo
  •  Si el euríbor + diferencial es superior al suelo, pagas el interés que tu contrato establece

Hace unos años los bancos, en su mayoría, no informaban acerca de las cláusulas suelo. Por lo tanto, muchos hipotecados no eran conscientes de que la cuota mensual se incrementaba debido a esta y fue en el momento de revisar las facturas, o utilizar un simulador de hipoteca que se dieron cuenta de que lo que pagaban no correspondía a lo acordado. A partir de ese entonces fue cuando muchos clientes empezaron a dar la voz de alarma de que estaban pagando más por culpa de la cláusula suelo y no habían sido conocedores de ello.

El simulador de cláusula suelo nos permitirá saber cuánto te hubieras ahorrado si no tuvieras suelo, es decir, pagando de intereses el valor del euríbor + diferencial. Para utilizar el simulador de cláusula suelo, se toman en cuenta todos los valores del euríbor desde la firma de tu hipoteca. También si en tu contrato aparecen condiciones especiales, como los periodos de carencia o el capital diferido.

Si aún no sabes si en tu contrato hipotecario tienes cláusula suelo, puedes averiguarlo en el apartado llamado “interés” o “tipos de interés”.

En este no aparecerá la “cláusula suelo” literalmente así escrita, ya que los bancos suelen esconderla bajo otros nombres como:

  • Limitaciones a la baja del tipo de interés
  • Tipo de interés mínimo
  • Túnel de interés
  • Horquilla de interés
  • Limitación del tipo de interés
  • El tipo de interés pactado no podrá ser superior a X ni inferior a X

Otra opción que tenemos para calcular la hipoteca y descubrir si estamos pagando de más a causa de la cláusula suelo es hacer una revisión de las facturas o recibos. Hay que comprobar si la cuota a descendido, ya que si tenemos una hipoteca variable, como el euríbor cotiza en mínimos, tendríamos que haber notado como las cuotas han descendido. Si no observamos este cambio es porque quizá contamos con suelo hipotecario.

Recuerda que antes de reclamar a tu entidad bancaria, es muy recomendable haber hecho el cálculo de cuánto te debe el banco por lo cobrado de más por el suelo con el simulador de cláusula suelo.

La cláusula suelo solo afecta a las hipotecas variables, y que en España representan un 90 % del total de los préstamos firmados por lo que MUY PROBABLEMENTE su hipoteca esté afectada. Como ya hemos explicado, un contrato con suelo no permite beneficiarse de las posibles bajadas del euríbor, y por lo tanto, de unas cuotas menores.

Para ver cómo influye la cláusula suelo en una hipoteca es mejor hacerlo con un ejemplo práctico:

Para una hipoteca de 150.000 € con un plazo de amortización de 25 años, a un interés de euríbor + 1 % :

  • Con un suelo del 3,00 %, la cuota a pagar en septiembre de 2015 sería de 711 €.
  • Sin suelo en septiembre de 2015 se pagaría unos 576 €.

(*Utilizando datos del euríbor de septiembre de 2015)

Como se puede observar, tener suelo o no en el contrato de la hipoteca puede suponer un coste de más de 100 euros mensuales.

De aquí la importancia de utilizar un simulador de cláusula suelo para saber cuánto hemos estado pagando de más por culta de esta condición abusiva.

No. La cláusula suelo sólo ha afectado a algunas de las hipotecas variables que la tenían por contrato. Por lo tanto, los hipotecados con hipotecas fijas no han notado variaciones en sus pagos. Además, el suelo, se trata de un tipo fijo mínimo que se paga cada mes.

Actualmente los bancos no ofertan hipotecas con cláusula suelo, sin embargo se han interpuesto muchas demandas para quitar este cobro abusivo que sólo beneficia a las entidades bancarias.

El 22 de febrero de 2015 el Tribunal Supremo comunicó a las entidades financieras que tendrían que devolver a los clientes el dinero cobrado de más por la cláusula suelo desde el 9 de mayo de 2013. Fue en esa fecha cuando el Tribunal Supremo obligó a los bancos a advertir a los clientes de los efectos que tenía dicha cláusula abusiva.

A pesar de esto, solo podrán recuperar el dinero pagado de más aquellos quienes puedan demostrar una falta de transparencia durante la firma del contrato ( la mayoría ) , es decir, que demostremos que no teníamos conocimiento de qué era la cláusula suelo y qué efectos podía tener en el pago mensual de la hipoteca.